Páginas vistas en total

30 julio 2015

Algas verdes. Fuente Espacio Profundo

Ecología.                                  En la vida acuática...
¿Cómo está el agua?
Lo bueno, lo malo y las algas
Las algas: estas pequeñas plantas pueden ser buenas y malas a la vez.
Lo Bueno. Las algas unicelulares (fitoplancton) son una de las principales fuentes de alimento para los peces y también para otras formas de vida acuática;
además representan la mitad de la actividad fotosintética en la Tierra;
Lo malo. Ciertas variedades, como algunas cianobacterias, producen toxinas que pueden dañar a seres humanos, peces y otros animales. Bajo determinadas condiciones, las poblaciones de algas crecen explosivamente; conocido como floración de las algas,
el cual puede abarcar enorme superficie.
Por ejemplo, en agosto de 2014, una proliferación de cianobacterias, en el lago Erie, hizo que se prohibiera el uso del agua potable que consumían casi Medio Millón de habitantes en Ohio.
En Estados Unidos solamente, la degradación del agua dulce debido a las algas "malas" le cuesta a la economía alrededor de 64 millones de dólares por año.
 La NASA, la Agencia Protección Ambiental (EPA), la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) y el Servicio Geológico (U.S. Geological Survey) realizan algo al respecto. Se utilizan satélites de observación de la Tierra con el fin de localizar proliferaciones de floraciones de algas en el océano; ahora, estos datos satelitales ayudarán a monitorear el agua dulce. 
Pronto, en el teléfono celular, tendrán una respuesta a la pregunta: 
"¿Cómo está el agua?".
Se trabaja en un proyecto con el fin de transformar los datos de los satélites como indicador de proliferación de cianobacterias.
"Con esta aplicación, se podrá ver la calidad del agua casi en tiempo real de un lago local", con ello se dará información sobre la calidad del agua del mismo modo que se hace con los datos sobre las condiciones meteorológicas. Se podrá consultar sobre la 'floración de las algas' de la misma forma en que consulta la temperatura. 
Una especie dañina de cianobacteria produce clorofila y emite luz fluorescente en varios puntos de su ciclo vital. El satélite Landsat y el Espectrorradiómetro detectan estas señales de "color en el océano", las cuales revelan ubicación y cantidad de cianobacterias; así se reunen estos datos sobre las masas de agua dulce y se convierten a un formato para consultarse en web o aplicación móviles de la EPA. 
Con una alerta sobre el desarrollo de otra floración, se podrán determinar mejor cuándo, dónde y cuánto se debe tratar el agua para conservarla inocua.
Así se podrá evitar el tratamiento excesivo, innecesario y caro.
Los datos ayudarán para alertar sobre condiciones peligrosas a nadadores,  navegantes y personas que usan estos sitios con fines recreativos.

El proyecto también ayudará a científicos a entender por qué se producen las proliferaciones de algas "malas".
Al comparar los datos sobre el color con los datos sobre el cambio en los materiales que recubren la superficie, ellos conocerán más sobre los factores ambientales que estimulan el crecimiento de las algas.
El resultado: mejores pronósticos de floraciones.
En consecuencia, saber cuándo una floración de algas es inocua o perjudicial.



FUENTE. REVISTA ESPACIO PROFUNDO